FOUGASSE



El fougasse es un pan con una forma muy típica triangular y con unos cortes en la masa que se hacía en las panaderías francesas para comprobar la temperatura del horno.
¿Qué necesitamos?...

500 gr harina de fuerza

350 gr de agua a 23º C

7 gr de levadura fresca

7 gr de sal

15 ml de aceite

200 gr aceitunas negras

15 gr de romero y tomillo

¿Cómo lo hacemos?...

Hacer esta masa no es nada complicado, solo tienes que seguir los pasos y te saldrá un pan de rechupete.

Mezcla la harina con el agua en la batidora con el accesorio del gancho y a velocidad baja o si lo quieres hacer mas artesanal puedes hacerlo en un bol con las manos.

Deja reposar diez minutos esta mezcla para que comience a activarse el gluten que lleva la harina. No te olvides de taparlo con un paño limpio para que no se forme costra.

Añade la levadura, pon en marcha la batidora un minuto más y por último incorpora la sal. Procura no mezclar la levadura y la sal a la vez, porque estos ingredientes no se llevan muy bien y esto haría que no te subiera la masa.

Pon la batidora a media potencia y deja que haga su trabajo durante 7 o 10 minutos.

Pasado este tiempo, haz una prueba para ver cómo está tu masa. Coge una pequeña cantidad y estíralo suavemente, si nos deja ver una fina capa sin romperse, es que está perfecta, de esta manera estarás comprobando la malla del gluten, esto nos indica si el pan está justo en su punto y subirá sin problemas en el horno.

Si se te rompe la masa al estirarla, la vuelves a tapar y la dejas descansar un par de minutos, bates otro par de minutos y le añades el último ingrediente que es el aceite. Amasa hasta que se haya integrado y te quede una masa toda homogénea.

Lo siguiente que te queda por añadir es el relleno que hayas elegido: aceitunas verdes o negras, hiervas provenzales o aromáticas como romero o tomillo, tomate seco en cuadrados o incluso trocitos de beicon pasados por la sartén, toooodo te quedará riquísimo.

Este paso lo puedes hacer en la batidora o sin la batidora, presionando los ingredientes para que se mezclen con la masa, pero sin amasar mucho, el gluten ya está como tiene que estar y no querrás que se estropee.

Haz una bola muy suavemente y lo pones en un bol limpio con algo de aceite de oliva para que no se pegue mientras sube.

Deja tu bol tranquilamente en un lugar donde no tenga corrientes de aire hasta que la masa haya aumentado, tardará mas o menos una hora.

Vuelca la masa sobre la encimera con un poco de harina o semolina y presiona con los dedos para que baje, como harías con la masa de una focaccia.

Enciende el horno y ponlo a 220º C.

Estira delicadamente con un rodillo tu masa y con una rasqueta córtala en triángulos grandes y haz los cortes característicos de una fougasse: un corte a todo lo largo sin llegar a los extremos y tres cortes más pequeños a los lados. Ponlo en la bandeja que vayas a meter en el horno y vuelve a tapar para el ultimo levado con un paño, con unos 15 minutos será suficiente.

Hornea tu pan durante 8 o 10 minutos o hasta que lo veas con el color dorado que más te gusta.

Y ya has terminado, sácalo con cuidado porque quema y cometelo lo antes posible, o lo dejas enfriar sobre una rejilla para más tarde.

Es un pan típico francés muy parecido a la focaccia italiana, con un sabor delicioso que puedes tomar solo, porque ya lleva su relleno, o acompañado a la comida.

Espero haberos convencido para que os animéis a hacerlo y comprobéis lo fácil y rico que está este pan.


CONVERSATION