FUDGE CON ALMENDRAS Y MIEL



Fácil, rápido y delicioso. Solo necesitas 5 ingredientes, un bol y unas cápsulas de magdalenas para hacer este fudge. Además, no lleva lácteos, es paleo y puedes hacerlo vegano con sólo un pequeño cambio.

¿Qué necesitamos?...

240gr (1 ½ cup cups) de mantequilla de cacahuete o almendra
60ml (¼ cup) miel o jarabe de arce (vegano)
5 ml (1tsp) extracto de vainilla
120 ml (½ cup) aceite de coco
(1/8 tsp) sal
160 ml (2/3 cup) almendras crudas troceadas

¿Cómo lo hacemos?...

Comenzamos la receta mezclando en un bol la crema de cacahuetes, la miel (si vas a hacer una receta vegana, sustituye la miel por jarabe de arce) y el extracto de vainilla.

Lo siguiente es añadir el aceite de coco, que debe estar derretido. Este aceite tiene un punto de fusión entre los 18º y los 25ºC. Si en tu cocina hace esa temperatura, te encontrarás con el aceite ya derretido en su envase, si no, puedes meterlo 15 segundos en el microondas.

El último ingrediente que debes añadir son las almendras picadas y una pizca de sal para que realce todos los sabores del fudge.

Una vez bien mezclados todos los ingredientes, pon el fudge en unas cápsulas de magdalenas o cupcakes. Puedes usar cápsulas de silicona o de papel, te saldrá perfectamente bien en los dos casos. 
El tamaño de la cápsula, en este caso, no importa. Yo usé unas pequeñas para que me salieran más cantidad. Al final, salieron unos 16.

Mete el fudge en el congelador durante 20 minutos, hasta que veas que ha endurecido y ¡ya puedes comértelas!

Para conservarlas, guárdalas en el congelador o en la nevera y saca sólo la que te vayas a comer.  A temperatura ambiente conseguirás la textura perfecta para que se funda en tu boca.

Espero que te haya gustado esta súper receta, que te animes a hacerla y me cuentes que te ha parecido.

CONVERSATION